Priscila Bustamante nos escribe desde Chile y relata su primera experiencia viajando fuera de su país:

Mi primer viaje surgió inesperado sin planificación, cumpliendo un deseo de años de poder salir del país, el destino no era el que yo hubiese escogido, Playa del Carmen, sonaba genial pero no tenía idea de lo que me esperaba, me deje llevar por las decisiones que tomaron mis amigas, mis compañeras de viaje, no sabía que hotel, ni que lugares conoceríamos, solo quería vacaciones salir de la rutina que ya me estaba consumiendo.

En el momento en que despego el avión sentí emoción, no por el temor al despegue, del que todos me habían hablado, fue por el hecho que cumplía una meta, yo me pagaba mi viaje y salía del país, estaba feliz ansiosa de lo que conocería.

Una vez en Playa del Carmen el color era extremo, pero la flora, la fauna y las playas eran esplendorosas, no podía hacer más que agradecer por poder disfrutar de ese pedacito de paraíso, nos alojamos en el Hotel Riu Tequila, donde aprendimos el real significado de la GULA, bebimos y comimos hasta decir basta. En el viaje hicimos tour donde se puso a prueba mi espíritu aventurero, REPROBÉ, existía una amplia variedad de parques, nosotras conocimos Xcaret, donde el día terminaba con un gran espectáculo que definía el espíritu de ser mexicano; Xplor, máxima aventura que aprovechaba las condiciones naturales del paisaje y finalmente Chichén Itzá, que fue el momento del viaje donde nos acercamos a conocer la cultura milenaria de los mayas y la grandiosidad de sus construcciones, con una temperatura de 43°C, lo mejor fue terminar la excursión sumergiéndonos en un gran cenote de agua fresca.

El viaje fue más de lo que esperaba conocí muchas personas, abrió mi mente a otra cultura y me dejo con ganas de volver y descubrir más de México y porque no decirlo del mundo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *