En el 2007 Machu Picchu fue reconocida como una de las nuevas 7 Maravillas del Mundo Moderno y desde entonces, la cantidad de sus visitantes diarios ha ido en aumento, formándose filas enormes en los accesos, autobuses de subida, autobuses de bajaday muchedumbre al interior, especialmente en la temporada de julio a septiembre, lo que ha ocasionado su colapso, y hasta la UNESCO consideró ingresar a Machu Picchu en la lista de lugares Patrimonio en Riesgo.

Con el objetivo de palear el colapso, desde el 1 de julio se han puesto una serie de medidas o limitaciones, para evitar el colapso de la misma:

  • Horarios: Ahora deberán elegir su visita entre dos turnos, el primero es de 06:00 a 12:00 horas y el segundo de 12:00 a 17:30 horas, con una estancia máxima de 4 horas.
  • Guía: Para poder visitar la ciudadela deberán hacerlo forzosamente con un guía. Cada guía debe llevar máximo a 16 personas en su grupo.
  • Reingreso: Solo se podrá salir y reingresar una vez al sitio, durante el horario que le corresponda a cada visitante, y esté dentro de sus cuatro horas.
  • Entrada gratuita: La entrada gratuita para los ciudadanos del departamento de Cusco se reduce únicamente a los domingos.
  • Queda prohibida la entrada con: selfiesticks, alimentos, bebidas, sombrillas, animales, zapatos de tacón, instrumentos musicales y coches de bebé.